Lo que todo el mundo debería saber sobre los champús sin sal o sin sulfatos

Lo que todo el mundo debería saber sobre los champús sin sal o sin sulfatos

¿Te preocupas por los productos que utilizas en tu día a día? ¿Quieres cuidarte a ti y a tu familia de la mejor manera posible? ¿Crees que la salud es lo principal para conseguir belleza y bienestar? Pues entonces, te interesará conocer en mayor profundidad la características principales de los champús sin sal o sin sulfatos.

¿Es lo mismo un champú sin sal que uno sin sulfatos?

Lo primero de todo es contestar a esta pregunta porque puede que hayas oído las dos formas de llamar a este tipo de champús, y no sepas que se están refiriendo a los mismos. Se les llama champús sin sal porque no llevan “sal del ácido sulfórico”, por lo tanto es lo mismo llamarlos de una forma o de otra, nos referimos al mismo tipo de champús.

¿Qué diferencia hay con los champús normales?

Los champús comunes, con sulfatos, limpian el pelo usándolos. Esto no es malo per se, de hecho son muy buenos limpiadores, el problema viene cuando rompen el equilibrio natural de segregación de grasa de nuestro cuero cabelludo y hacen que tengamos el cabello mucho más seco e incluso quebradizo.

Los champús sin sulfatos llevan otro tipo de agentes limpiadores, menos agresivos con nuestro cuero cabelludo, por lo que permiten conservar su hidratación natural. Además, champús como los de Living Proof, que además de ser sin sulfatos tienen una molécula que fomenta la humedad originaria en el cabello, son geniales, porque hacen que cuidemos nuestro pelo desde dentro para afuera. Es decir, con los productos lo ayudamos a que consiga su propio equilibrio, en este caso el de hidratación.

Lo que todo el mundo debería saber sobre los champús sin sal o sin sulfatos

¿Limpian igual los champús con y sin sulfatos?

Sí, tu pelo queda totalmente limpio aunque el champú que uses sea sin sulfatos. Ten en cuenta que cuando te lavas el pelo dos o tres veces a la semana no se ensucia lo suficiente como para necesitar un producto muy agresivo para que quede totalmente limpio.

¿Cómo sé que un champú lleva sulfatos?

Pues principalmente porque lo pondrá en su composición. Además, los champús libres de sal suelen utilizar este hecho en su etiquetado, porque los hace más llamativos para la compra.

Pero además, notarás si un champú lleva o no lleva sal por la espuma que produce al utilizarlo. Los champús con sulfatos producen mucha más espuma que los que no los llevan.

Lo que todo el mundo debería saber sobre los champús sin sal o sin sulfatos

¿Todos los champús sin sulfatos son iguales?

No, además de ser libre de sulfatos, un buen champú debe incluir los mejores ingredientes. Por lo tanto, de nada sirve que sea sin sulfatos si la marca no se ha preocupado de fabricar un champú con el que se obtengan buenos resultados de cuidado.

Por lo tanto, a la hora de comprar un champú sin sal hay que pensar en este hecho, pero también asegurarnos de que confiamos en la marca que lo produce. Marcas de prestigio como Kemon o Living Proof nos ofrecerán los mejores champús sin sulfatos.

¿Quieres que te aconsejemos sobre qué champú sin sulfatos comprar? Pues contacta con nosotros, te echaremos una mano para que elijas el perfecto para ti.

Share this post